info@elpoderdelasredes.es
+34 692100299
Madrid

Resumen Real Decreto Ley 28/2020, de 22 de septiembre, de Trabajo a Distancia

Hoy día 13 de octubre de 2020 entra en vigor el nuevo Real Decreto-Ley, de 22 de septiembre de trabajo a distancia o teletrabajo. Este Real Decreto-Ley (en adelante RDL), compuesto de 22 artículos, 7 disposiciones adicionales, 4 transitorias y 14 finales, va dirigido a los trabajadores por cuenta ajena que se encuentran contemplados en el artículo 1.1 del Estatuto de los Trabajadores.

Definición de trabajo a distancia y objeto de aplicación

El RDL define el trabajo a distancia como una forma de realizar la actividad laboral que podrá prestarse en el domicilio del trabajador o en el lugar que él elija con carácter regular y a través de sistemas telemáticos. Importante es el término regular, ya que solo es objeto de aplicación de la ley este tipo de trabajo a distancia entendido como el trabajo desarrollado en un plazo de 3 meses y con un mínimo de 30% de la jornada laboral (porcentaje que podrá modificarse por convenio o acuerdo colectivo).

Limitaciones en el trabajo a distancia

El artículo 3 del RDL limita para los menores el trabajo a distancia, a su vez, también en determinados contratos que se utilizan para este colectivo como son el contrato en prácticas, de formación o de aprendizaje, en estos casos se exige un porcentaje mínimo de trabajo presencial del 50%.

Igualdad de trato y de oportunidades

El artículo 4 reitera de nuevo la importancia en la igualdad de trato y de oportunidades, así como en la no discriminación.

Voluntariedad y acuerdo del trabajo a distancia

Es el capítulo II el que entra en el fondo sustancial del RDL regulando el teletrabajo como voluntario, tanto para el trabajador como para la empresa. Este hecho podrá acordarse bien en el inicio o bien durante la relación contractual. Subraya que no podrá imponerse a través del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, es decir, como una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

El hecho de que se niegue un trabajador a teletrabajar no puede considerarse como causa de despido o de modificación de la relación laboral.

¿Qué derechos les corresponden a los trabajadores que presten su trabajo a distancia?

  • Derecho a la formación
  • Derecho a la promoción profesional
  • Derecho a la dotación suficiente y mantenimiento de medios, equipos y herramientas.
  • Derecho al abono y compensación de gastos
  • Derecho al horario flexible en los términos del acuerdo
  • Derecho al registro horario adecuado
  • Derecho a la aplicación de la normativa preventiva en el trabajo a distancia.
  • Derecho a la evaluación de riesgos y planificación de la actividad preventiva.
  • Derecho a la intimidad y a la protección de datos.
  • Derecho a la desconexión digital.
  • Derechos colectivos, entre ellos, el acceso a direcciones electrónicas y tablón virtual, remover obstáculos para la comunicación entre trabajadores y representantes, participación en actividades organizadas o convocadas por su representación legal.

¿Y qué pasa con la protección de datos y la seguridad de la información?

El artículo 20 establece que los trabajadores deberán cumplir las instrucciones dadas por la empresa en cuanto a la legislación sobre protección de datos y seguridad de la información. Además recoge el precepto 21 que deberán cumplir los trabajadores con las condiciones e instrucciones de uso y conservación en cuanto a los equipos o útiles informáticos, siendo finalmente el artículo 22 el que expresa las facultades de control empresarial.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *